Resumen internacional: Venezuela en el escenario diplomático

OEA, Mercosur, ONU, Unión Europea, Grupo de Lima.

En distintos escenarios internacionales se abordó la crisis venezolana en 2017.

Foto: @Almagro_OEA2015

El gobierno mantuvo su posición de defender la soberanía nacional, condenar la injerencia extranjera y responsabilizar a Estados Unidos de liderar una campaña para derrocarlo.

Algunos países pidieron el cese de la represión en las protestas, la liberación de los presos políticos, elecciones libres y transparentes, apertura del canal humanitario y reconocimiento a la Asamblea Nacional.

Sesiones OEA

La organización de Estados Americanos celebró varias reuniones del Consejo Permanente y sesiones extraordinarias.

Su secretario general, Luis Almagro, se convirtió en un vocero de la causa opositora.

Sesión del consejo permanente de la OEA (EFE)

En un informe publicado en marzo, Almagro pidió la suspensión de Venezuela y la activación de la Carta Democrática como medida de presión al gobierno de Maduro.

La canciller para ese momento, Delcy Rodríguez, lo acusó de injerencista

Delcy Rodríguez en la sesión de la OEA (AP)

En una reunión del Consejo Permanente de la OEA en marzo, Almagro defendió su petición

Venezuela anunció su salida de la OEA.

El 26 de abril, la canciller Rodríguez formalizó la decisión del Ejecutivo, luego que el organismo regional pidiera la restauración plena del orden democrático.

La violencia y represión en las calles del país recrudecieron, lo que motivó a nuevas reuniones en la OEA.

Secretario general de la OEA, Luis Almagro (Foto OEA)

En mayo y junio se realizaron encuentros de los cancilleres en Washington. También durante la Asamblea General en la ciudad mexicana de Cancún se abordó la crisis.

En 2017 Almagro no contó con los votos suficientes para lograr una resolución contundente  de condena contra Venezuela.

Grupo de Lima

La presión diplomática de la OEA se trasladó al llamado Grupo de Lima que se creó en agosto en la capital peruana por iniciativa de 12 cancilleres.

El Grupo de Lima / Archivo

Varios países de la región desconocieron los actos de la Asamblea Nacional Constituyente.

El Grupo de Lima se reunió en tres oportunidades más en 2017 para analizar el caso de Venezuela y pidió nuevamente buscar salida a la crisis humanitaria del país.

Los cancilleres de países latinoamericanos y de Canadá participantes en la tercera reunión ministerial del Grupo de Lima (EFE)

Mercosur tomó medidas drásticas en 2017 contra Venezuela.

En abril decidió activar la cláusula democrática ante las decisiones del Tribunal Supremo de Justicia contra la Asamblea Nacional.

Reunión Mercosur / Foto Twitter @mreparaguay

La canciller de Argentina, Susana Malcorra, informó la decisión de  su país, Brasil, Uruguay y Paraguay.

En agosto, los cuatro países acordaron por unanimidad suspender de manera indefinida a Venezuela.

Mercosur / Archivo

Mercosur tampoco reconoció a la Asamblea Nacional Constituyente.

El presidente, Nicolás Maduro, criticó a las llamadas oligarquías de Brasil y Argentina por liderar la suspensión de Venezuela.

Mercosur descartó  sanciones económicas contra el país  y precisó que el objetivo fue buscar el aislamiento político del gobierno de Maduro.

Sanciones

Quienes si sancionaron a funcionarios del gobierno de Venezuela fueron Estados Unidos, Canadá y la Unión Europea.

En febrero las sanciones fueron contra el vicepresidente ejecutivo, Tareck El Aissami, por presuntos vínculos con el narcotráfico.

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, dijo que el gobierno de Donald Trump apoya al pueblo venezolano.

 

Steven Mnuchin

El presidente Maduro respaldó a El Aissami y pidió a la cancillería entregar una nota de protesta a Estados Unidos.

Maduro defendió la política antidrogas que llevó a cabo El Aissami cuando fue ministro de Interior.

En mayo, Estados Unidos sancionó a ocho magistrados del Tribunal Supremo de Justicia por usurpar funciones del Poder Legislativo.

El presidente del TSJ, Maikel Moreno, denunció que Estados Unidos pretendía deteriorar la independencia de los poderes públicos.

Moreno fue uno de los afectados por la medida de congelación de bienes  y prohibición de transacciones financieras.

Al día siguiente de la elección de la Asamblea Nacional Constituyente, Estados Unidos sancionó, el 31 de julio, al presidente, Nicolás Maduro.

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, informó que quedaron congelados todos los activos que el jefe de Estado pueda tener bajo jurisdicción estadounidense.

El presidente Maduro condenó las sanciones en su contra.

Jorge Arreaza y Rafael Ramirez

En agosto se produjeron nuevas sanciones contra 8 funcionarios, entre ellos seis constituyentes y una rectora del CNE.

El presidente, Donald Trump, lanzó una advertencia sobre Venezuela que activó las alarmas, al hablar de una intervención militar.

Países de la región rechazaron una posible intervención a Venezuela y apostaron por el diálogo y las salidas diplomáticas a la crisis.

El ministro de la Defensa, general Vladimir Padrino López, calificó de una locura muy peligrosa la amenaza militar.

La administración de Trump no se detuvo e impuso restricciones de viaje para los ciudadanos de Venezuela.

En septiembre el gobierno de Canadá emitió sanciones contra el presidente Maduro y 39 funcionarios. En noviembre 18 nombres fueron agregados a la lista.

También en noviembre se anunciaron las sanciones de la Unión Europea contra Venezuela. Las medidas adoptadas por unanimidad contemplan un embargo de armas.

Unión Europea, Bruselas/ Foto: archivo

El canciller, Jorge Arreaza, lamentó que el viejo continente se plegara a las políticas estadounidenses.

Estados Unidos continuó con las sanciones. El 09 de noviembre incluyó a diez funcionarios miembros del CNE y ministros por presuntamente socavar la democracia y practicar actividades de censura y corrupción.

ONU

En el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra se dieron debates sobre la crisis venezolana.

En agosto la oficina del Alto Comisionado emitió un informe sobre el deterioro de los derechos humanos en el país, documento que fue descalificado por el gobierno de Maduro.

Zeid ra’ad al Hussein.

El 13 de noviembre Estados Unidos organizó una reunión en el consejo de seguridad de la ONU en Nueva York para evaluar la situación venezolana.

A la cita fueron invitados el secretario de la OEA, Luis Almagro y el alto comisionado de derechos humanos, Zeid ra’ad al Hussein.

Almagro reiteró sus palabras emitidas en marzo pasado. Al Hussein denunció los abusos cometidos en las protestas de abril a julio.

La reunión fue considerada por el embajador de Venezuela en la ONU, Rafael Ramírez, como un acto hostil.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, ha puesto su esperanza en el diálogo como salida a la crisis venezolana.

La diplomacia es, en esencia eso, diálogo, y los distintos foros internacionales se activaron en 2017 para encontrar salidas a la dura situación que nos ha tocado vivir a los venezolanos.

Unión Radio

 

 

También puedes leer