Resumen Internacional: Atentados terroristas

El terrorismo siguió haciendo de las suyas en 2017.

El continente europeo fue su preferido.

El Estado Islámico se perfeccionó  y actuó sin misericordia de Dios.

Los carros de la muerte llevaron la bandera del extremismo e infundieron mucho miedo.

El más terrible de todos los ataques se vivió en agosto en el paseo de Las Ramblas en Barcelona, España.

La tarde del jueves 17, un hombre a bordo de una furgoneta irrumpió a gran velocidad haciendo zigzag por el paseo peatonal. En un recorrido de 600 metros acabó con la vida de 15 personas y provocó un centenar de heridos.

El pánico se apoderó de los transeúntes. En Barcelona se vivió un baño de sangre en plena temporada turística cometido por seguidores del Estado Islamico.

Foto EFE

El autor, un joven de 22 años de origen marroquí, fue ultimado por la policía que lo persiguió durante cuatro días.

Horas después de lo ocurrido en Las Ramblas, las autoridades evitaron una matanza en Cambrils cuando un vehículo con cinco terroristas intentó entrar a toda velocidad en un abarrotado paseo marítimo, pero fueron abatidos por los efectivos.

Reino Unido

El Reino Unido se estremeció en varias ocasiones durante 2017.

En marzo hubo un ataque ante el Parlamento; en mayo en el estadio Manchester Arena en Inglaterra, en junio en el puente de Londres y en septiembre en el metro londinense.

El 22 de marzo el conductor de un vehículo arrolló a varias personas en el puente de Westminster.

El agresor después se bajó del vehículo y apuñaló a un policía a las puertas del Parlamento británico.

Foto EFE

El atentado dejó cinco fallecidos y 29 heridos.

El 22 de mayo un atentado en el Manchester Arena cometido por un sujeto causó 22 muertos y 116 heridos. El hombre murió en el hecho.

El ataque ocurrió cuando la cantante estadounidense, Ariana Grande, muy popular entre los adolescentes, finalizaba un concierto.

Fue un joven británico de 22 años, hijo de refugiados libios, el autor suicida de la tragedia.

La escena de marzo se repitió el 3 de junio.

Tres terroristas en un vehículo atropellaron a varias personas que caminaban por la acera del puente de Londres. Luego se bajaron del vehículo para apuñalear a quienes estaban en un mercado gastronómico.​

Siete víctimas mortales, 48 heridos, y los tres terroristas abatidos fue el saldo del ataque.

La mañana del 15 de septiembre explotó un artefacto en un tren del metro de Londres.

29 personas resultaron heridas, mientras varios pasajeros sufrieron quemaduras. En esta ocasión, no hubo muertos.

En 2017  más de 30 personas murieron por culpa del terrorismo en el Reino Unido.

Rusia

Rusia tampoco escapó al extremismo. El lunes 3 de abril explotó un artefacto casero entre dos estaciones del metro en San Petersburgo.

El atentado provocó 16 muertos y 64 heridos. El tercer vagón del tren quedó destrozado y el humo se regó por todos los pasillos.

El presidente, Vladimir Putin, se encontraba en San Petersburgo cuando ocurrió el ataque.

El atacante fue un hombre ruso de 22 años que se inmoló. El kamikaze era oriundo de Kirguistan, donde el Estado Islámico ha reclutado a cientos de jóvenes.

EEUU

En Estados Unidos los lobos solitarios causaron tragedias en el último trimestre del año.

Foto AP

El domingo primero de octubre en Las Vegas se realizaba un festival de música country al aire libre en el bulevar de la diversión.

Desde una habitación del hotel Mandalay, un tirador con un arsenal de armas automáticas desató su furia contra los asistentes al concierto.

Foto AP

Murieron 59 personas y 527 resultaron heridas.

El asesino, de 64 años, fue encontrado muerto en la habitación.

El presidente, Donald Trump, calificó el hecho como  acto de pura maldad. Fue considerada la peor masacre en los Estados Unidos.

El 31 de octubre, día de Halloween, 8 personas murieron en un atentado en Nueva York después de que una furgoneta arrollara a varias personas que circulaban por Manhattan.

El ataque lo perpetró un hombre de 29 años, procedente de Uzbekistan, quien fue detenido por la policía, luego de gritar Alá es grande y jurar lealtad al Estado Islámico.

Entre las víctimas se encontraban cinco turistas argentinos.

Otro domingo sangriento se vivió el 5 de noviembre en una iglesia bautista en San Antonio, Texas.

La pesadilla fue protagonizada por un exmilitar que abrió fuego causando la muerte de 27 feligreses, diez de ellos niños.

Las autoridades no vincularon el hecho con terrorismo y lo relacionaron con un problema del homicida con los familiares de su exesposa.

El atacante, de 26 años, fue encontrado muerto dentro de un carro.

Egipto

En Egipto el viernes 24 de noviembre la brutalidad se ensañó contra una mezquita en el norte de la península del Sinaí.

305 personas murieron y más de 120 resultaron heridas cuando se encontraban en el rezo musulmán en horas del mediodía.

Varios radicales se colocaron en frente de la puerta del templo y comenzaron a disparar de forma indiscriminada contra los fieles que rezaban.

27 niños murieron en la masacre terrorista más sangrienta de la historia reciente de Egipto.

En 2017 la violencia basada en la religión y la violencia de mentes desequilibradas desnudaron el odio hacia la sociedad. La peor parte la llevaron seres inocentes a quienes les llegó la muerte de manera inesperada.

Unión Radio

También puedes leer